20.6.17

Afueras


Las afueras.
     No son muy distintas de las afueras de cualquier gran ciudad: arrabales, polígonos industriales, algún neón rojo formando la palabra Club (el lenguaje universal del reclamo).
     Siempre me han llamado la atención los barrios periféricos, con todos esos bloques abigarrados en los que habitan cientos, miles de personas que madrugan y cumplen con sus empleos y regresan exhaustos a esas viviendas raquíticas en edificios anodinos de tantas barriasas inhóspitas. Cada vez más. Cada vez peor.
     Me pregunto cómo han podido hacer esto, cómo han podido hacernos esto.
     Millones de vidas entregadas por casi nada.
     A la fuerza.
     Vivir para respirar.

(Juanjo Barral, Sobre la marcha. Ediciones de Baile del Sol, 2017).

2 comentarios:

  1. Hola Jorge,

    Que maravilla de texto, tan cotidiano y sensiblemente exquisito.

    ResponderEliminar